es
DE ASUNTOS PÚBLICOS

Lobbying contra el hambre

El lobby es una actividad muchas veces desconocida y, precisamente por esto, demonizada en algunas esferas sociales, fundamentalmente en los medios de comunicación. Sin embargo, la representación de intereses es «una forma legítima de participación democrática», necesaria para que todos los agentes sociales (grandes empresas, ONGs o colectivos minoritarios de toda suerte y condición) puedan trasladar a los poderes públicos su parecer y/o preocupaciones sobre un asunto concreto.

elpais.es publica hoy un artículo de Yolanda Román, una investigadora y activista que, hoy desde Dakar y mañana -quién sabe si- desde Estados Unidos o Madrid, hace lobby contra el hambre. Esta bloguera a tiempo parcial escribe «ideas irreverentes contra la pobreza» y, en su post de hoy, ha querido explicar la cara más desconocida del lobby, una sentida descripción de su profesión que aporta una perspectiva distinta de la denominada «incidencia política».

«All my lobbying por la infancia del Sahel» constituye un relato especialmente revelador en el que Román ridiculiza con arte sus rutinas -«escribir documentos y tener muchas reuniones»- pero rompe una lanza en favor de una actividad que sirve para «poner en valor en los despachos el trabajo que se hace en el terreno, transformándolo en mensajes y recomendaciones y trasladándolos a quienes toman las decisiones políticas».