es
DE ASUNTOS PÚBLICOS

“La economía en dos tardes. Un manual para todos, incluidos presidentes del Gobierno” de Jordi Sevilla

Hace un par de meses recomendé el que entonces era el último libro de Jordi, “Para que sirve hoy la política”, y lo cierto es que el autor esta especialmente activo.

“¿Serviría de algo si, a estas alturas, afirmara que nunca dije que enseñaría economía a José Luís Rodríguez Zapatero ZP en dos tardes?” Así empieza este manual de introducción a la economía donde el autor se desquita de aquella frase que, grabada por unos presuntos micrófonos cerrados, le ha perseguido durante toda su carrera política. Yo entonces era uno de sus principales colaboradores (todavía en la oposición) y fui quien le dijo a Jordi que estaban pasando por CNN+, mediante subtítulos, parte de una conversación robada entre él y ZP. No fue un momento agradable. Como bien cuenta el autor en su libro, el susto inicial no fue ocasionado por lo que luego se publicó, sino por algunos comentarios algo más comprometedores que delataban las tensas relaciones de ambos líderes en aquel momento. Esta frase inicia este manual de economía que, además, el autor presentó muy recientemente en presencia del ya expresidente del Gobierno, lo que muestra que, pese a los malos momentos, o quizás precisamente por estos, las relaciones no han hecho más que mejorar al abandonar ambos la política activa.

El autor contó en esa presentación un chiste, de los muchos que abundan sobre la profesión de economista, que tomo aquí prestado literalmente: “Hay tres náufragos: un físico, un químico y un economista en una isla desierta, con mucha comida enlatada pero sin ningún abrelatas a mano. Se plantean que cada día harán uso de los conocimientos de cada uno para abrir las latas y comer. El primer día, el físico dice: si no hay abrelatas, emplearemos la fuerza mediante una piedra que, golpeando en el sitio adecuado, romperá la lata y comeremos. El segundo día, el químico dice: si no hay abrelatas, haremos un fuego en el que calentar la lata hasta que la presión de los gases interiores la haga estallar y, luego, comeremos. Llega el economista al tercer día y dice: supongamos que tenemos un abrelatas… ¡y se quedan sin comer!”

Jordi revindica en este trabajo la capacidad de la economía para generar herramientas con las que “estudiar cuál es el origen y la naturaleza de la riqueza para, a partir de ahí, analizar los factores que estimulan su crecimiento y su reparto entre individuos y grupos sociales”. El autor plantea la economía como un conjunto de herramientas útiles, pero las herramientas no pueden entenderse como una ciencia exacta que pueda sustituir a la política en la toma de decisiones que afectan a la organización de nuestra convivencia. Sin duda, una indisimulada critica a los apóstoles de la economía de la austeridad que ahoga nuestro día a día.

Si te apetece enfrentarte de nuevo a los viejos conceptos de riqueza, dinero, precios, inflación, ciclos, crisis, mercado, estado y globalización, aquí tienes un texto escrito con un lenguaje sencillo y ameno, sin perder un ápice de rigor.

Recomendación de Joan Navarro.